fbpx

Nos hablan de tener buenos hábitos todo el tiempo para ser éxitoso en la vida, pero la cruda realidad es que tener buenos hábitos no necesariamente nos hará exitosos.

El otro día vi un post de D-rock quien es el editor de contenido de Gary Vee, en donde decía textualmente lo siguiente “tu puedes trabajar muy duro, hacer ejercicio, comer saludable, desarrollar nuevas habilidades, cumplir objetivos mas alla de tu imaginación; pero si no trabajas en la mierda que esta pasando en tu mente y corazón, nunca serás feliz”

Debemos hacer lo que tengamos que hacer, a lo mejor va a fracasar o a lo mejor tendrá mucho éxito ese proyecto o esa cosa que queremos hacer desde hace mucho tiempo, pero no lo sabremos hasta que no lo hagamos.

Vemos a mucha gente con menos capacidad, preparación y talento que nosotros tener éxito en eso que queremos hacer nosotros y ¿Porqué? Por arriesgarse a hacerlo, por no poner límites a su pensamiento humano.

Ojo, nunca dije que no es bueno tener hábitos excelentes, al contrario, si podemos combinar lo que pasa en nuestra mente y corazón, con los buenos hábitos, la vida extraordinaria que está después del miedo se cumplirá.

La mayoría vivimos la vida como si dispusiéramos de todo el tiempo del mundo, nos negamos las pasiones y postergamos los sueños. Par empezar a asumir tu propia mortalidad plantéate las preguntas definitivas, las preguntas que toda persona en su lecho de muerte tiene presente: ¿He vivido sabiamente? ¿He amado bien? ¿He sido de gran utilidad? Si son las consideraciones más importantes al final de tu vida, ¿por qué no te armas de valor y las conviertes en las consideraciones más importantes hoy mismo?

Mientras más recuperes tu ser auténtico más se desplegará ante tus ojos tu destino. Ya eres lo que siempre has soñado ser ¡solo necesitas saberlo!

Y recuerda que “Siempre puedes dar más”.

César Andrés

FB: CESAR ANDRES

IG: @thinkitbigmx

TW: @cesar_andre