fbpx

Me ha pasado muchas veces que llego muy entusiasmado a presentar algún producto o servicio y el prospecto que veo es una persona negativa y pesisimista, me pone de mal humor por su respuestas y por su forma de ser que en ese momento cambia mi vibra.

Es algo que puede pasar muy constante, más si estas vendiendo todo el tiempo. Lo que me he dado cuenta es que cuando eso pasa, yo también me pongo negativo y mis ventas empiezan a disminuir, mi relación de trabajo con mis compañeros es mas mala y yo tengo un día pésimo.

Si algo puedo compartir es cuando esto pase, lo mejor es olvidar a ese prospecto o cliente, asi tenga mucho dinero y sea un cliente potencial, simplente no vale la pena estar con alguien que te disgusta.

El segundo punto es volver a retomar una mejor actitud y no dejar que te afecte, respira hondo y sigue adelante. En realidad manejar las emociones es un tema controlable, que se puede volver un hábito. Si algo me he dado cuenta que uno de los mayores defectos de una persona y que es 100% controlable es el mal humor.

Así que como Zig Ziglar dice “Por cada venta que pierdes por ser entusiasta, pierdes 100 por no serlo” ¿Qué vas a ganar entrando en una mala vibra? Menos ventas, dias más frustrados y más tristes.

Comprometete 100% con tus metas, y con tus emociones positivas, Chris Voss autor del libro “Rompe la barrera del no” y ex negociador del FBI comenta que la gente que mantiene sus emciones la mayor parte del tiempo positiva tiene 10% más de posibilidades de cumplir sus metas y sueños.

¿Entonces puedo mandar a la fregada a alguien que me molesta su personalidad y su forma de ser? Mi respuesta sería, ¡SÍ!, Yo no se que estás haciendo ahí, si te está afectando.

Toma el control de las cosas y trata de sacar lo mejor de cada situación y de cada cosa.

Y recuerda que “Siempre puedes dar más”.

GRACIAS TOTALES.

César Andrés

FB: CESAR ANDRES

IG: @thinkitbigmx

TW: @cesar_andre