fbpx

Muchos pensamos que tener un socio puede ser malo, porque queremos hacer todo nosotros o pensamos que podemos tener discusiones.

Otros nos asociamos por amistad y porque no sabemos a donde pueda llegar la relación.

Lo que la mayoría de las veces pasa es que cuando tenemos socios, no hay ni reglas ni acuerdos pre-establecidos y se vuelve un desorden en algún punto que el negocio tiene crecimiento o problemas.

Aquí algunas recomendaciones para discutir antes de establecer la sociedad o si ya está establecida.

1) Definir con claridad el rol de cada socio: Qué se espera de cada socio y de qué va estar encargado.

2) Funciones de cada socio: Qué tareas va a hacer cada socio.

3) Responsabilidades: Hasta donde llega su toma de decisiones.

Cuando los socios están también operando es decir que no solo tienen acciones si no están en el campo de batalla del día a día, es importante definir las políticas de puesto, como bonos de desempeño, ingresos fijos y variables, prestaciones del puesto que van a ocupar.

Lo que pasa muchas veces y que puede generar conflcito es que no hay una definición del rol de cada quien, por consecuencia no hay esquemas de ingresos cuando en realidad tienen un puesto dentro de la empresa.

La toma de decisiones operativa es otra política a considerar, normalmente, aunque seas socio operativo, las decisiones se toman en base a la jerarquía organizacional, es decir quien es el director, director operativo, director de ventas. No en base al número de acciones que tengas, si no al puesto que tengas.

Otros punto, es no confundir las juntas operativas con asambleas ejecutivas, cada una es distinta y se tienen que tocar distintos puntos.

Además de establecer el valor accionario de cada socio, cuánto valor económico corresponde al número de propiedad accionaria de cada uno.

Hay que establecer una política de venta de acciones. Ya sea que se vendan primero entre los socios, o ¿Se puede a terceros?. Esto es importante porque si alguno de los socios tiene una emergencia y tiene que salir de la operación, o tiene que vender sus acciones, necesitan conocer las políticas de salida, ¿A quién se le van a vender las acciones? Y con qué prioridad.

Hay que considerar la política para integrar a más socios, ya sea de forma operativa o accionaria y hay que discutir sobre los nuevos socios, ¿Qué autoridad tienen? ¿Qué expectativas financieras tienen? En caso de conflicto, ¿Qué rol toman?

También hay que conocer las políticas administrativas, de rendimiento y de nuevas inversiones por socio, así como políticas de dividendos y de flujo de efectivo disponible en cada ejercicio, si es que el negocio reparte el 100% de utilidades o reparte 50% de utilidades y 50 % se reinvierte cada año. Hay que recordar que todo tiene que ser en base al plan patrimonial de los socios, y que entramos en un negocio como parte de un plan patrimonial.

Un punto a considerar sería, ¿El negocio necesita socios? Para tener esta respuesta fíjate en las necesidades del negocio, si necesita dinero, tecnología, mercado propietario, etc.

Lo importante es tener sociedades que sean abundantes y de largo plazo, por eso hay que ver como es la persona con quien vamos a estar, sus valores y sus objetivos en la vida.

-César Andrés

Categorías: Emprendedor